Paul Walker, más conocido por su papel de policía infiltrado Brian O’Connor en las películas de Fast & Furious, podría haber sido fácilmente Superman, si hubiera tomado una decisión distinta. A la difunta estrella de cine le ofrecieron el papel de Clark Kent/Kal-El a principios de la década de los 2000, y le ofrecieron un contrato de 10 millones de dólares. Walker lo rechazó porque, según su antiguo representante, no quería interpretar a Superman el resto de su vida.

“Walker estaba haciendo pruebas de pantalla para Superman y creo que era un contrato de 10 millones de dólares, y él era el favorito”.

En una vieja entrevista, de la que se ha dado cuenta recientemente Deadline, Walker habría señalado que apenas gasta dinero, que sus zapatos favoritos cuestan 23 dólares y que no necesita tener millones en el banco:

“Sí, podría haber ganado un quintillón de dólares con esa franquicia. Probablemente, podría haberme comprado mi propia flota de jets o mi propia isla. ¿Pero sabes una cosa? No lo necesito. Mi marca favorita de zapatillas para correr cuesta 23 dólares. Rara vez pago más de 40 pavos por mis vaqueros. Una camiseta me cuesta 10 o 20 dólares si la compro en la playa. No necesito un quintillón de dólares para llevar ese estilo de vida”.

¿Te hubiera gustado ver a Walker con el traje azul y la ese gigante roja y brillante?

A Paul Walker le ofrecieron el papel de Superman, pero lo rechazó





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *