Eurogamer.es - Recomendado sello
El nuevo recopilatorio de Capcom contiene tres fantásticas novelas visuales remasterizadas con mimo, pero que merecían haber sido traducidas al castellano.


Las novelas visuales son un género tradicionalmente japonés que cada vez está más aceptado en Occidente. A medida que tanto los jugadores como el propio medio han madurado con el paso de los años, se ha aceptado a un tipo de videojuego cuyas mecánicas chocan frontalmente contra lo que muchos entienden que debe ser un videojuego, y esta pérdida de complejos nos ha permitido disfrutar de algunas historias y personajes inolvidables. Con la moda actual de los remakes y las remasterizaciones, además, nos encontramos ante la posibilidad de recuperar algunos clásicos que en su momento pasaron más desapercibidos en nuestro mercado, pero que más tarde se han labrado un estatus de obras de culto. Hoy tenemos ante nosotros uno de esos casos, porque se me ocurren pocas sagas de novelas visuales que merezcan más ser reivindicadas que Ace Attorney.


Apollo Justice: Ace Attorney Trilogy incluye tres juegos: Apollo Justice: Ace Attorney, Phoenix Wright: Ace Attorney – Dual Destinies y Phoenix Wright: Ace Attorney – Spirit of Justice, el primero publicado originalmente para Nintendo DS y los otros dos para Nintendo 3DS. Todos ellos siguen el esquema básico de los Ace Attorney (introduciendo nuevas mecánicas), con casos que se dividen en unas fases de investigación y en otras en las que se celebra el juicio, y son títulos en los que la narrativa y la capacidad de deducción (para señalar mentiras, contradicciones e inconsistencias en los testimonios) son elementos fundamentales. Ese peso vital que tiene el componente argumental hace que tengan historias muy elaboradas – a menudo, además, interconectadas entre sí – y entretenidas, con multitud de giros y sorpresas, y sobre todo un elenco de personajes carismáticos y memorables. Apollo y Phoenix son los protagonistas principales, pero hay secundarios como Trucy, Athena o Ema a los que se coge cariño de inmediato, rivales complejos como Klavier o Edgeworth e incluso personajes menores que están mejor hilvanados que los grandes protagonistas de la mayoría de juegos. Si tenéis experiencia en la franquicia no os extrañará lo bien escritos que están todos los casos, y si sois nuevos (os recomendaría, eso sí, jugar antes a Phoenix Wright: Ace Attorney Trilogy) os sorprenderá gratamente lo notables que son estas tres historias.



Uno de los aspectos que más me han gustado de este nuevo recopilatorio es el trabajo de remasterización, muy superior al que se realizó hace unos años con la primera trilogía. En ella las tres primeras entregas de la saga se reescalaban para adaptarse a las pantallas de alta definición con nitidez, pero el estilo visual no acababa de cuajar y el resultado perdía parte del encanto del pixel art de los original. En esta ocasión la situación es diametralmente opuesta: en Apollo Justice el reescalado está mucho más trabajado y no desentona con lo que se esperaría de una visual novel actual, y en Dual Destinies y Spirit of Justice las 3D con cel shading otorgan un aspecto impecable y sin fisuras, muy superior al que tenían los dos juegos de Nintendo 3DS.


Junto con el lavado de cara también hay algunas mejoras de calidad de vida interesantes. La más destacable, aparte de la interfaz, es el nuevo modo Historia, el cual hace avanzar el juego de forma automática y resuelve los puzles por nosotros, pero también hay detalles pequeños y agradecidos como un resumen de declaraciones (útil para comprobar en pleno juicio qué ha dicho un personaje minutos antes) o la opción de desactivar el sistema de consultas, el cual hacía que Dual Destinies fuese demasiado fácil. Y los nuevos extras también son fantásticos: tenemos una galería de arte con cientos de ilustraciones, un modo jukebox para escuchar todas las bandas sonoras, trajes adicionales, un curiosísimo creador de animaciones y situaciones con todos los personajes y escenarios desbloqueados – el cual creo que va a arrasar entre los creadores de fanfics – y también se han incluido de serie los dos capítulos especiales que en su momento se vendieron como DLC para la quinta y sexta entrega.



Sin embargo, la compañía japonesa no ha añadido lo que quizás más pedían los fans de nuestro país: la traducción al castellano. Es una decisión que para muchos pesa enormemente al ser un título que exige estar docenas de horas leyendo, y que resulta todavía más incomprensible si tenemos en cuenta que sí se han introducido un par de nuevas traducciones a idiomas como el francés. Habrá una razón económica y/o comercial para ello, seguro, pero es innegable que tener que jugar en inglés es una barrera importante y un punto oscuro para la que, en un principio, está llamada a ser la versión definitiva de las aventuras de Apollo, Phoenix y compañía.


Y es una pena, porque esa ausencia de traducción a nuestro idioma puede echar atrás a algunos usuarios y hacer que se pierdan tres aventuras divertidísimas y con muchísimo carisma. Su recopilatorio, por lo demás, es modélico: Capcom ha adaptado con gusto el material original para que se disfrute perfectamente en sistemas modernos, ha añadido algunas mejoras de calidad de vida que son más que bienvenidas y los extras harán las delicias de los fans de la franquicia. Si no jugasteis a estos juegos en su momento, o si queréis volver a ellos, Apollo Justice: Ace Attorney Trilogy es una oportunidad de lujo para hacerlo… siempre y cuando el inglés no os resulte un impedimento insalvable, claro.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *