Las grullas de origami plegadas con papel de código QR son un objeto coleccionable introducido en el remake para Nintendo Switch del clásico de Nintendo DS Another Code: Two Memories. Son objetos que se pueden encontrar en casi todas las estancias de la Mansión Edward y que se pueden escanear con la cámara del dispositivo DAS (ZL) para obtener Mensajes.

Entonces, ¿dónde están las Tarjetas DAS esta vez? En realidad, estas grullas sustituyen al coleccionable del juego original que contenía los apuntes y los informes de Richard, quizá por no confundir con tantas tarjetas (ya que hay otras que son llaves electrónicas) o por introducir un componente moderno más típico de los tiempos que corren, como son los códigos QR.

“Sayoko me enseñó a elaborar grullas de origami en su día. Quizá debería hacer unas cuantas y repartirlas por la mansión para tratar de brindarles el descanso eterno a los difuntos”.

Publicidad:

Pero lo más interesante de estos Mensajes es que también introducen guion adicional, una serie de recuerdos escritos por Richard, el papá de Ashley Mizuki Robbins, que aportan mucho más trasfondo que las breves notas del original. Además, su escritura es exquisita, así que son una gozada de leer como fan service inédito… ¡e incluso esconden algún guiño secreto nunca antes visto!

Por esto, en esta guía no solo te contamos dónde están todas las grullas de origami (mira las imágenes para identificar los escondites), sino que también recogemos sus grabaciones en los 14 Mensajes.

  • Advertencia: Antes de empezar, recuerda que no podrás volver a explorar la mansión una vez bajes al laboratorio en el capítulo 6, de modo que tendrás que dedicarte a buscar las primeras 12 grullas en capítulos anteriores. Nuestro consejo es que lo hagas antes de bajar al sótano en el Capítulo 5: El secreto de los Edward o justo después de hablar con Jessica al principio del mismo. Si lo haces así, no olvides escanear la grulla duodécima de camino, justo antes abrir la trampilla secreta.
Another Code: Recollection

Publicidad:

Another Code: Recollection – Two Memories: Dónde están todas las grullas de origami

1. Mis primeros pinitos como carpintero

Dónde encontrar la grulla: Planta baja: Sureste (Salón de invitados, sobre un sillón).

Mensaje:

Ha pasado una semana desde que empecé a fabricar el taburete y por fin lo he terminado. No ha quedado perfecto, aunque tampoco está nada mal si tenemos en cuenta que jamás en mi vida había cogido un martillo y una sierra. En cuanto tenga la ocasión, me lo llevo al acantilado para sentarme a ver el mar.

Está un poco cojo, eso sí. Imagino que se debe a lo irregular del terreno. Sin embargo, no me desagrada la idea de sentarme a contemplar el mar en un taburete de mi cosecha mientras me tambaleo al ritmo de las olas.

Sin duda, a la larga me acabaré acostumbrando y llegará un momento en el que ni siquiera lo notaré. O quizá esté pecando de indulgente antes de tiempo. Es decir, como lo he hecho yo mismo, no soy capaz de verlo con malos ojos. Si Bill o cualquier otra persona lo utilizaran, probablemente tendrían una opinión diferente a la mía.

P. D.:
Si bien es verdad que solo he podido dedicarle al taburete los pocos ratos libres que me deja el proyecto Another, no es menos cierto que he tardado una semana entera en terminarlo. En lo que al bricolaje se refiere, no soy más que un aprendiz. Si algún día vuelvo a vivir con Ashley, he de mejorar, y mucho, en el manejo de las herramientas.

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 1 – Salón de invitados.

2. Lawrence Edward, el patriarca

Dónde encontrar la grulla: Planta baja: Este (Habitación del mayordomo, en la repisa del aparador para vajilla).

Mensaje:

Todo apunta a que el último patriarca de esta mansión, Lawrence Edward, era un hombre profundamente receloso.

Encontró oro en esta isla desolada e hizo crecer la empresa que fundó en el transcurso de una sola generación. Tendía a ver a todos los que se le acercaban como ladrones que solo deseaban su dinero, hasta tal extremo que prohibió el acceso a la mansión a toda persona ajena a su familia. Es más, tomó medidas para proteger la propiedad de los intrusos e instaló diversos mecanismos por todo el edificio.

Creo que su desconfianza también tuvo consecuencias negativas para su familia. Por alguna razón, no hay ni una mención a su esposa en la mansión, ni siquiera una lápida dedicada a ella en el cementerio. No tengo pruebas que confirmen esta teoría, pero deduzco que la mujer se desenamoró de Lawrence -que, como decía, no se fiaba de nadie- y se marchó de la isla tras dar a luz a su hijo.

Aparte de una enorme fortuna, lo único que Lawrence obtuvo por amasar tanto dinero fue el castigo de la desconfianza, que lo llevó a convertirse en un hombre huraño y a perder el afecto de su familia.

No obstante, parece que fue capaz de mantener su corazón abierto para una persona: el mayordomo de la familia. Y, a juzgar por el diario de la habitación de este último, existía entre ambos un sentimiento inquebrantable de lealtad mutua.

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 2 – Habitación del mayordomo.

3. Recuerdos que trae la marea

Dónde encontrar la grulla: Planta baja: Noreste (Taller de arte, tras el lienzo del gran cuadro del mar).

Mensaje:

Mientras disfrutaba de la brisa marina y contemplaba el horizonte ajeno a toda preocupación, me ha venido a la mente el hermoso paisaje primaveral de la ciudad natal de Sayoko, en Japón.

Llevo más de 10 años sin pisar aquel país. La última vez, fui con Sayoko para contarles a sus padres que nos casábamos. Durante el vuelo a Haneda, observé algo muy poco frecuente: Sayoko parecía nerviosa.

Sin duda, se estaría preguntando qué iba a decirles. Al fin y al cabo, hacía bastante tiempo que no volvía a casa y, además, traía noticias importantes. En un intento por calmarla, le cogí la mano y le pedí que me contara cosas de su ciudad.

Me habló del río próximo a la casa familiar. En primavera, los cerezos florecen a lo largo del cauce y crean una imagen maravillosa. A pesar de los años que han pasado, todavía la recuerdo nítidamente hablando de aquellos árboles con una sonrisa radiante. Al día siguiente, paseamos juntos al abrigo de los cerezos de camino a conocer a sus padres por primera vez.

He querido volver a Japón desde entonces, pero sigo sin encontrar el momento. Aunque estoy seguro de que lo haré algún día… y volveré a caminar entre los cerezos que tanto amaba Sayoko.

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 3 – Taller de arte.

4. El osito descolorido

Dónde encontrar la grulla: Planta superior: Este (Habitación de Frannie). Esta es quizá la grulla mejor escondida y por tanto más difícil de encontrar, ya que debes quitar los libros de la estantería donde hiciste el puzle de los muñecos familiares para destaparla.

Mensaje:

Residir en esta mansión ha sido como vivir en una cápsula del tiempo. Los años no parecen haber pasado por sus habitaciones, y he notado que cada día se acrecienta mi interés por los muebles antiguos.

Al contemplar su decoración tan elaborada, al tocar los materiales tan refinados con los que se fabricaron y cómo han resistido el envite del tiempo, experimento la misma sensación de elegancia y lujo que debía de tener la familia Edward.
A veces me sorprendo deambulando de habitación en habitación con el mero propósito de admirar los muebles. Diría que me entusiasman.

Sin embargo, al entrar en la habitación infantil del ala este de la planta superior se me hace un nudo en el estómago. Ese osito de peluche polvoriento del escritorio me recuerda a Ashley y al día en el que la abandoné hace 11 años.

Ashley… ojalá volvamos a cruzarnos, aunque solo sea una vez. Seguramente ya ni siquiera te acuerdes de mi cara; apenas tenías tres añitos. Quiero terminar el proyecto Another y ver con mis propios ojos lo mucho que has crecido.

Siento que yo también estoy atrapado en el tiempo, y solo tú puedes liberarme.

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 4 – Habitación de Frannie.

5. De padre a padre

Dónde encontrar la grulla: Planta superior: Sureste (Habitación de matrimonio de Henry y Marie, detrás de la televisión, en el poyete de la ventana).

Mensaje:

Cuando pienso en rencontrarme con Ashley algún día, me asalta una duda:
¿qué tipo de padre debería ser? Y, en ese momento, me viene a la mente el recuerdo de mi propio padre, que murió cuando yo tenía 18 años.

Se dedicaba a importar productos del extranjero, y su empleo le permitió viajar por todo el mundo. Vivía por y para trabajar, así que rara vez estaba en casa.

Pero un día, para sorpresa de todos, se llevó a mi madre de vacaciones a Sudamérica. Por desgracia, el avión en el que volaban se estrelló en el océano Pacífico y no los volví a ver.

Por aquel entonces, no entendía por qué mi padre estaba tan entregado a su trabajo ni qué lo mantenía tan ocupado como para dar de lado a su familia. Entonces, de repente, dejó de existir. Sin embargo, echando la vista atrás… no hay duda de que me he convertido en él.

Si mi padre aún viviera, ¿qué me diría al verme tan enfrascado en mi trabajo? ¿Qué pensaría de mí?

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 5 – Habitación de matrimonio.

6. Los colibríes

Dónde encontrar la grulla: Planta superior: Noreste (Habitación del pájaro de oro, en la mesita de la tarima elevada).

Mensaje:

Todos los elementos de la mansión están decorados con colibríes: las aldabas de la puerta, la vajilla, los cuadros, las esculturas de la fuente… El hecho de que abunden tanto da a entender que Lawrence estaba obsesionado con ellos.

El colibrí puede considerarse un símbolo de la salud y el amor, y creo que están muy presentes en las culturas de los nativos norteamericanos. Tal vez Lawrence llenara la mansión de colibríes para tratar de aliviar su soledad.

Me recuerda a una cosa que me contó Sayoko.

En Japón, la grulla se asocia con la buena suerte desde tiempos inmemoriales. Esta ave es un motivo ornamental muy extendido. Además, habitualmente, las grullas de origami se utilizan para pedir deseos, de modo que quienes anhelan la paz o una rápida recuperación de una enfermedad las hacen a bandadas.

Tal vez Lawrence mandara decorar la mansión con colibríes en un intento de poner paz en su vida.

Sayoko me enseñó a elaborar grullas de origami en su día. Quizá debería hacer unas cuantas y repartirlas por la mansión para tratar de brindarles el descanso eterno a los difuntos.

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 6 – Habitación del pájaro de oro.

7. Para gustos, café

Dónde encontrar la grulla: Planta baja: Noroeste (Cocina, sobre un barril).

Mensaje:

Me sería imposible vivir en esta isla, y mucho menos continuar con mi investigación, sin la ayuda de Bill. Dado que estoy muerto para el resto del mundo, suele venir de tierra firme a traerme los suministros necesarios para asegurar mi supervivencia.

Uno de ellos es el café. Me permite desconectar.

Sin embargo, el café instantáneo que trae Bill no es de mi agrado. Prefiero con diferencia el que se hace con granos recién molidos.

Le insté a que me trajera granos sin moler y, varias semanas más tarde, mi deseo se ha hecho realidad por fin: me ha obsequiado con un paquete.

Huelga decir que me he ido directamente a la cocina dispuesto a preparar el café perfecto.

Pero no hay ni un molinillo en toda la mansión.

Mi gozo en un pozo. No caí en pedirle que, además de los granos enteros, trajera un molinillo.

Pero, mientras sorbía el café instantáneo, me ha dado por pensar que, si algo sobra en esta mansión, son los juegos de té. Hay teteras y demás por todos los estantes.

Imagino que los habitantes de la casa eran aficionados al té negro, igual que Sayoko. Mi difunta esposa estaba obsesionada con él. No solo tenía la manía de seleccionar minuciosamente las hojas y la taza, sino también la temperatura del agua según su estado de ánimo.

En gustos no hay nada escrito, y seguro que los miembros de la familia Edward pensaban lo mismo.

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 7 – Cocina.

8. Vaya lata de vida

Dónde encontrar la grulla: Planta baja: Oeste (Comedor, en la bandeja del té en una mesa apartada junto a la puerta).

Mensaje:

Vivir en una isla te pone a prueba en muchos aspectos, como la alimentación. Nunca había sido demasiado tiquismiquis con la comida… pero ahora es otra historia.

Tras años de subsistir a base de comida enlatada y raciones de emergencia, me he hartado de los mismos sabores día tras día. Cada vez me cuesta más tragarme esa bazofia.

Por suerte, me he topado con unos útiles de pesca en la cocina, como caídos del cielo. Se veían en buen estado, de modo que he decidido salir a pescar mi propio sustento.

Pero, después de varias horas esperando junto al agua, no ha picado nada. A veces, la naturaleza no muestra ni un ápice de compasión.

Al final, he vuelto a la mansión con el cubo vacío y he tenido que conformarme con el mismo pescado enlatado de siempre, que ya me sabe a aluminio.

Seguro que algún día me río de estos percances pesqueros. Ojalá estuviera sentado a la mesa con una buena comida casera junto a Sayoko y Ashley.

P. D.:
Las tres latas que más me gustan son las de cecina, las de judías en salsa picante, que me vuelven loco, y las de sopa de almejas.

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 8 – Comedor.

9. Irradiando miedo

Dónde encontrar la grulla: Planta baja: Suroeste (Salón de reuniones, dentro de la barra, entre una copa volcada y una botella).

Mensaje:

Estar solo va más allá de vivir en soledad: te permite descubrir cosas nuevas.

Si cierras los ojos y pones el oído en esta isla abandonada, no se oye el silencio, sino la melodía de la naturaleza que la envuelve.

El romper de las olas, el crujir de los árboles, el aullido del viento, el gorjeo de los pájaros… Los sonidos de la naturaleza se armonizan en una sinfonía de la que he aprendido a disfrutar.

Hablando de música, me acabo de acordar de la radio que encontré anoche en el salón. Independientemente de la emisora que se sintonizaba, siempre sonaba la misma canción. Y cuando trataba de regular la frecuencia, solo se oían interferencias.

A falta de soluciones, decidí apagar la radio y terminar de cenar en el comedor, pues se había hecho tarde. Sin embargo, en cuanto me levanté para irme, la radio se encendió sola y siguió reproduciendo la misma canción.

Tal fue mi sorpresa que se me cayó el plato. Volví disparado a mi habitación y me metí en la cama, donde he pasado la noche escondido bajo las sábanas.

No he pegado ojo.

Como científico que soy, sé que debería buscar una explicación lógica a los fenómenos que escapan a mi entendimiento. Y, en líneas generales, debería ser más valiente, pero el suceso fue tan espeluznante que no acierto a hacer ninguna de las dos cosas. Qué bien me vendría un poco de valor líquido ahora…

Parece que jamás superaré ciertos temores, Sayoko.

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 9 – Salón de reuniones.

10. Mis cambios de humor

Dónde encontrar la grulla: Planta superior: Oeste (Despacho y biblioteca, sala oculta del despacho, en la caja de madera junto al candelabro).

Mensaje:

Crear algo nuevo no es tarea fácil. Eso vale para todo, incluido Another.

Cuando la investigación no avanza según lo previsto, cojo un libro para despejar la mente. Por suerte, la biblioteca de la mansión cuenta con infinidad de libros: desde volúmenes complejos de tapa dura hasta lecturas ligeras de tapa blanda.

Elijo un libro al azar de las estanterías viejas y polvorientas y me voy al bosque.
Allí me sumerjo en las páginas de una novela antigua bajo los rayos de sol que se cuelan entre las ramas de un árbol. Esos momentos me permiten olvidarme de la investigación que me martiriza y puedo recargar las pilas.

Y en esos momentos me encuentro en paz con el mundo.

Últimamente, estoy enganchado a una novela policíaca que escribió un tal David Shields. La prosa y el desarrollo de la historia encajan perfectamente con mis gustos.

Tras la sesión de lectura, paseo hasta el muelle para disfrutar de las vistas del mar desde el acantilado. Cuando miro al horizonte, me viene a la mente el salón de nuestra casa de Seattle.

Me traslado a la época tan feliz que pasé con Sayoko y Ashley. Por desgracia, aquellos días ya no volverán.

En fin… Quizá fabrique un taburete y lo coloque bajo el árbol del acantilado. Así será más fácil imaginarme sentado en casa con ellas.

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 10 – Despacho y biblioteca.

11. Un seguidor 60 años después

Dónde encontrar la grulla: Planta superior: Noroeste (Habitación del pájaro de plata, sobre una caja junto a las cortinas).

Mensaje:

Thomas, aspirante a novelista, publicó varias obras tras dejar la isla. La mayoría no tuvo una gran acogida, aunque las novelas policíacas que escribió bajo el seudónimo de David Shields gozaron de cierto éxito. Eran ediciones de bolsillo.

Pero quedaron lejos de convertirse en superventas. Incluso cancelaron algunos de sus volúmenes antes de que estuvieran terminados.

Thomas nunca obtuvo notoriedad como escritor. De hecho, conocí su existencia al llegar aquí. Sin embargo, conforme leía una de sus novelas, su prosa me iba atrapando cada vez más. Ahora puedo decir que he leído casi todas las obras suyas que hay esparcidas por la mansión.

Thomas falleció a los 36 años, tras terminar una extensa autobiografía. Quién sabe qué tipo de aventuras habría vivido el detective Kyle Hyde si Thomas no hubiera dejado este mundo tan pronto.

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 11 – Habitación del pájaro de plata.

12. Leonard Edward, el músico

Dónde encontrar la grulla: Planta superior: Norte (Habitación de Lawrence, debajo de la almohada).

Mensaje:

Lawrence solo tuvo un hijo: Leonard.

Intentó educarlo para que fuera su heredero, pero, debido a sus diferentes formas de ver la vida o a cualquier otro asunto que desconozco, Leonard renunció a encargarse del negocio familiar. En su lugar, decidió marcharse de casa y perseguir su sueño de ser músico.

Nadie supo del paradero de Leonard durante mucho tiempo. Entonces, un día, le envió una carta a su padre contándole que se había casado con una mujer que había conocido en un bar. A Lawrence le molestó que no le pidiera su consentimiento, así que se negó a ver a su hijo y volvieron a perder el contacto.

Tras varios años, Lawrence recibió otra carta de Leonard, que para entonces ya tenía dos hijos: Henry y Thomas. Cuando Lawrence por fin aceptó ver a su vástago, era demasiado tarde: el joven cayó enfermo durante una epidemia y falleció con 30 años.

Una idea me vino a la mente cuando descubrí su historia y su incapacidad de conectar: para que un niño pueda entender las motivaciones de un padre que se enfrasca en el trabajo, tiene que crecer y ser padre.

Quién sabe si mi padre pensaba en Jessica y en mí cuando trabajaba, igual que yo pienso en Ashley mientras me ocupo de Another.

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 12 – Habitación de Lawrence.

13. Las cuatro máximas

Dónde encontrar la grulla: Bajo tierra (Almacén del laboratorio, en una estantería metálica).

Mensaje:

Había muchos científicos como Sayoko y Bill en el laboratorio donde trabajaba.
Siempre que mi investigación se estancaba o tenía problemas para esclarecer alguna hipótesis, le pedía ayuda a algún compañero o entablaba conversaciones superfluas. A menudo me servía para que mi cerebro hiciera clic y volvía a estar en el buen camino.

Pero, como eso no es tan sencillo en mis circunstancias actuales, he apuntado las cuatro máximas de las que solía hablar con Sayoko y me he acostumbrado a repetirlas cada vez que necesito ayuda:

  • No te obsesiones con una idea; sigue desarrollando hipótesis nuevas.
  • Intenta refutar tus propias hipótesis desde distintas perspectivas.
  • Nunca des nada por imposible; un 1 % de probabilidad deja una puerta abierta al éxito.
  • Jamás pierdas el espíritu combativo.

Cuando estoy en un bache, me repito estas cuatro máximas. Representan la pasión que Sayoko y yo sentíamos por la investigación.

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 13 – Almacén del laboratorio.

14. Memoria genética

Dónde encontrar la grulla: Bajo tierra (Cueva, sobre la máquina).

Mensaje:

Hoy he encontrado un artículo interesantísimo en una publicación científica.
Gracias a un avance en el campo de la memoria genética, el que estudiaba Sayoko, se ha desarrollado un dispositivo para la expansión de la memoria del ADN. Se espera que lo anuncien en breve.

La teoría de la memoria genética dice que las experiencias y los recuerdos de un organismo se almacenan en su ADN. Y, cuando ese ADN se transfiere a otro organismo, las experiencias y los recuerdos se heredan. En resumen, esto apoya la teoría de que las experiencias y los recuerdos se pueden transferir entre individuos.

¿Qué pensaría Sayoko si pudiera trastear con este aparato? Conociéndola, seguro que trataría de guardar una copia de sus recuerdos para que Ashley tuviera una parte de ella cuando ya no estuviera. Ojalá hubiera podido hacerlo.

Pero Sayoko se marchó para siempre, así que debo olvidar la idea.

Another Code: Recollection
Another Code: Recollection: Two Memories – Grulla 14 – Cueva.

¿Qué ocurre si completas Another Code: Two Memories en Nintendo Switch con todos los Mensajes?

A falta de hacer lo propio con las 9 grullas y sus respectivos Mensajes en Más Allá de la Memoria, al pasarnos Dos Memorias con todas las grullas y volver a contemplar el final no hemos observado ninguna diferencia. En el original, el final cambiaba si habías activado todos los recuerdos de D. durante la aventura por la mansión.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *