Los ingresos de la división Xbox de Microsoft crecieron sustancialmente durante el segundo trimestre fiscal, gracias a la compra de Activision Blizzard.


Microsoft finalizó la adquisición de la compañía, tras meses de negociaciones y batallas legales, a mediados del pasado mes de octubre, una operación cifrada en 69.000 millones de dólares y que suma a su catálogo los juegos de Activision, Blizzard y King, con franquicias tan codiciadas como Call of Duty, Diablo, Crash Bandicoot, Warcraft o Candy Crush Saga.


El efecto de la compra se ha notado en el incremento de los ingresos para el trimestre que terminaba el día 31 de diciembre, los cuales aumentaron un 49%.


Los ingresos por contenido y servicios de Xbox aumentaron un 61%, también impulsados por la compra de Activision Blizzard, mientras que los ingresos por las ventas de hardware Xbox aumentaron un 3% respecto al mismo periodo del año anterior.


La publicación de estos resultados financieros se produce apenas una semana después de que Microsoft anunciase el despido de 1.900 empleados de su división de videojuegos, afectando a Xbox, Activision Blizzard y Zenimax/Bethesda.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *