Este año 2024 es importante para The Elder Scrolls Online, porque el MMORPG de Bethesda y Zenimax Online Studios cumple nada menos que una década. Ha sido un camino largo y más tortuoso de lo esperado, como reconocía el director creativo Rich Lambert, con unos inicios titubeantes que, afortunadamente, a la larga han acabado floreciendo en uno de los grandes títulos online del mercado, y en uno de los juegos más importantes y rentables para la propia Bethesda. Con sus objetivos bien definidos desde hace años, ahora estamos en un periodo consolidado, en el que de forma periódica se publican nuevos contenidos y se amplía la historia para mantener el interés de su (enorme) comunidad de jugadores.


La gran expansión de este año se titula Gold Road y nos traslada a una nueva zona llamada West Weald, situada entre Cyrodiil, la Costa de Oro, Reaper’s March y Craglorn. El hub de esta región es la ciudad de Skingrad, la cual resultará familiar a los jugadores de The Elder SCrolls IV: Oblivion, y West Weald tendrá tres biomas principales. Por un lado está The Gold Road, un bosque con toques dorados y rojos inspirados en el otoño. Luego tenemos Valenwood Annexation, una jungla, y finalmente está Colovian Highlands, otra zona de estética otoñal pero más bien rocosa.


La historia retomará, como no podía ser de otra forma, el gran cliffhanger del final de Necrom. En el prólogo descubrimos más detalles sobre la identidad del nuevo príncipe daédrico, y ya en el capítulo veremos cómo y por qué se ha desatado el caos en West Weald, así como los tejemanejes de una facción de elfos (llamados “The Recollection”) que colaboran con Ithelia. No entraremos en muchos detalles más, pero parece – al menos a primera vista – que en esta ocasión se abandonará el horror cósmico de Necrom para dejar paso a una ambientación más colorista y menos siniestra.



Más allá del lore y del contenido tradicional, la gran novedad de Gold Road es la inclusión de la nueva mecánica de escribanía. Según Bethesda, este nuevo sistema permite jugar con la propia naturaleza de la magia (es, de hecho, su precursora) y personalizar las habilidades para ajustarlas mejoras a nuestras builds y nuestro estilo de juego.


La escribanía permitirá coleccionar y personalizar habilidades únicas, en las cuales los jugadores eligen sus efectos primarios, secundarios y terciarios, y que para el lanzamiento se centrarán en las líneas de armas y mundo. Por el momento nos han explicado que la escribanía dependerá de tres recursos: el principal llamado grimorio, que incluye la habilidad base que no cambia, las escrituras, tres slots en cada grimorio en el que se cambian características de la habilidad, y las tintas, consumibles que se utilizan para cambiar o escribir una habilidad. También hay un sistema de estilos para cambiar el color y aspecto de estas habilidades; en el lanzamiento habrá veintidós en total, los cuales se desbloquean jugando, y más adelante se añadirán más.


Por lo demás, el contenido de Gold Road estará en la línea de lo habitual en las expansiones de The Elder Scrolls Online. Los desarrolladores hablan de unas treinta horas de juego, de once objetivos, dos mazmorras, una trial, un evento de mundo y seis jefes. Un dato curioso, eso sí, es que a diferencia de los últimos años, los nuevos compañeros (dos) se añadirán más adelante, en el último trimestre de 2024, en vez de llegar en la expansión.



Una expansión que estará disponible en verano (el 3 de junio en PC y Mac, el 18 de junio en consolas PlayStation y Xbox), pero que no será el único contenido nuevo que tendrá The Elder Scrolls Online a lo largo de este año. Para el primer trimestre están previstas dos nuevas mazmorras (Oathsworn Pit y Bedlam Veil) y la Actualización 41, la cual se estrenará en el PTS el día 29 de enero, para en marzo estar disponible en público para todos los usuarios.


En el tercer trimestre se añadirá una nueva función de housing, de la cual todavía no se han dado más detalles pero de la que Rich Lambert se mostraba bastante ilusionado, y en el cuarto trimestre, aparte de los dos compañeros antes mencionados, también tendremos una nueva función PvP.


Y así, The Elder Scrolls Online sigue creciendo. Diez años más tarde es un juego con una cantidad de contenido espectacular, uno que ha sabido evolucionar y adaptarse a los deseos y peticiones (su localización al castellano, por ejemplo) de una comunidad que ha seguido creciendo sin parar. Gold Road es la primera piedra del camino para los siguientes diez años, y si algo nos deja claro esta nueva aventura es que en el equipo de Zenimax todavía hay ideas y ganas para muchas, muchísimas cosas más.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *